Obreros de Hiram nº 24 | Masonería Cádiz¿Qué es la Masonería?

Las siguientes líneas tienen como objetivo aclarar algunas dudas frecuentes que suelen existir sobre la Masonería, tratando de disipar los rumores que circulan sobre la Orden. Esperamos que, tras su lectura, pueda Vd. tener una opinión propia pero fundada sobre qué es la Masonería.

La Masonería es una institución filosófica, filantrópica y fraternal cuyo máximo objetivo es estimular el perfeccionamiento moral e intelectual de hombres y pueblos buscando obtener la fraternidad universal.

Es una asociación voluntaria de hombres, cuyo origen se pierde en la Antigüedad y que actualmente agrupa a más de seis millones de miembros a lo largo y ancho del mundo.

Es una sociedad fraternal, que admite a todo hombre libre y de buena reputación, sin distinción de raza, religión, ideario político o posición social.

Es un sistema de conducta moral donde se aprende a dominar los vicios, las pasiones, las ambiciones, el odio y los deseos de venganza, que oprimen al hombre.

Está basada en la creencia en un Ser Superior, al que denominamos Gran Arquitecto del Universo, como principio y causa de todas las cosas. No importa con qué religión practique cada hermano esta creencia, pues la Masonería acoge en su seno a personas de diversos credos.

Sus miembros aprenden sus enseñanzas en ceremonias ritualísticas dramatizadas, que siguen los antiguos usos y costumbres de los constructores de Catedrales.

La Masonería induce a sus miembros a reformarse a sí mismos, con la esperanza de que el progreso individual contribuya a la mejora ulterior de la sociedad entera.

La Masonería trata de hacer de un hombre bueno un hombre mejor, reforzando su carácter, mejorando su visión moral y espiritual, y ensanchando su horizonte mental.

La Masonería es muchas cosas, pero por encima de todo, es un estilo de vida. Por lo tanto, PARA CONOCERLA HAY QUE VIVIRLA.

 

 

Obreros de Hiram nº 24 | Masonería Cádiz¿Qué NO es la Masonería?

 

No es una religión, porque se respeta la creencia personal de cada masón. En países con pluralidad religiosa conviven hermanos de diferentes credos religiosos sin ningún problema.

La Masonería tampoco es un partido político. En Logia no está permitido debatir sobre posiciones políticas o religiosas.

La Masonería no es una sociedad secreta. Lo ha sido cuando pertenecer a la misma implicaba el riesgo de perder la vida a cuenta del poder de turno. La Masonería está inscrita en el registro de asociaciones en España, como cualquier otra asociación legalmente constituida, y por lo tanto nada tiene hoy de secreta su existencia.

No es una secta. Una actitud sectaria es justamente lo contrario de lo que se persigue en Masonería: La libertad de opinión, de reunión, de expresión y de acción a nivel individual y social no es cuestionada. Uno puede salir cuando lo desee.

La primera prueba de que la Masonería no es una secta es que no hace proselitismo, no busca adeptos. El ingreso es una decisión personal de cada hombre que decida llamar a nuestras puertas.

Tampoco existe en Masonería un jefe o gurú cuyo poder no sea cuestionado, como ocurre en las sectas. Nuestros cargos son elegidos por votación y por un período de tiempo determinado.

 

"La primera gran logia masónica en la historia, la Gran Logia de Inglaterra, se fundó un 24 de junio de 1717. Sin embargo se ha descubierto una prueba irrefutable de que la masonería ya existía al menos 250 años antes. En Chipre -que fue un reino cruzado fundado en 1197, seis años después de la toma de la isla por Ricardo I, Corazón de León durante la 3ª Cruzada- se ha descubierto una lápida fechada en 1460, según la revista Excerpta Cypria, bajo la que yacerían el caballero Georgius Barton y su esposa, Elisabeth Pfauz. Lo sorprendente es el símbolo de la escuadra y el compás, netamente masónico, que identifica a Barton como masón ya en el siglo XV.”

Obreros de Hiram 24 - Cádiz